Comparación de los modelos WEAP y SWAT en una cuenca de Oaxaca

Autores/as

  • María Magdalena Nevárez-Favela Colegio de Postgraduados, Campus Montecillo
  • Demetrio Salvador Fernández-Reynoso Colegio de Postgraduados, Campus Montecillo
  • Ignacio Sánchez-Cohen Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias- Centro Nacional de Investigación Disciplinaria en Relación Agua, Suelo, Planta, Atmósfera, Gómez Palacio, Durango, México
  • Madaí Sánchez-Galindo Colegio de Postgraduados, Campus Montecillo
  • Antonia Macedo-Cruz Colegio de Postgraduados, Campus Montecillo
  • Carlos Palacios-Espinosa Consultora KANKI

DOI:

https://doi.org/10.24850/j-tyca-2021-01-09

Palabras clave:

SWAT, método de la humedad del suelo, Mixteca oaxaqueña, Nash-Sutcliffe, cuencas hidrográficas

Resumen

La cuenca del río Sordo, localizada al oeste de Oaxaca, México, presenta problemas de erosión hídrica y pérdida de biodiversidad. El presente trabajo tiene como objetivo comparar los escurrimientos aforados en la estación Ixtayutla (20021), con valores simulados de los modelos WEAP (Water Evaluation And Planning System) y SWAT (Soil and Water Assessment Tool). Se procuró que WEAP, a través del método de la humedad del suelo, utilizara los mismos datos climáticos, de vegetación y suelos que SWAT, reportados para esta misma cuenca por Sánchez-Galindo, Fernández-Reynoso, Martínez-Ménez, Rubio-Granados y Ríos-Berber (2017). La comparación se basó en la eficiencia estadística de ambos modelos para simular los escurrimientos mensuales y anuales ocurridos durante el periodo 1975-1985. Se calcularon tres índices de eficiencia: el coeficiente de determinación (r2), Nash-Sutcliffe (NSE) y el sesgo porcentual (PBIAS). Con respecto a los escurrimientos mensuales aforados, WEAP presentó un NSE = 0.73 (bueno); un PBIAS = -16.05 (satisfactorio), y una r2 = 0.84. SWAT, para ese mismo periodo, mostró un NSE = 0.82 (muy bueno); un PBIAS = -15.92 (satisfactorio), y una r2 = 0.85. Para los escurrimientos anuales, SWAT y WEAP obtuvieron un NSE de 0.73 y 0.3, un r2 de 0.76 y 0.63 y un PBIAS de -4.65 y -16.23, respectivamente. Los dos modelos resultaron satisfactorios para simular escurrimientos mensuales, por lo que la elección de uno u otro modelo dependerá de la problemática de la cuenca, los datos con que se cuente y los objetivos por cumplir.

Publicado

2021-01-01

Número

Sección

Artículos